Seguros de Coche

Los seguros de coche nos permiten vivir con una cierta tranquilidad, en caso de que tengamos algún problema con nuestro automóvil. Pero lo que es bastante sencillo y asequible se puede volver toda una pesadilla si no seleccionamos bien con quién contrataremos la póliza. ¡Aquí encontrarás todas las respuestas a tus preguntas más frecuentes!.

Tipos de seguros de coche

Son varias las pólizas que podemos contratar, en función de nuestras necesidades. Cada una de ellas tiene unas coberturas a tener en cuenta y de ahí que siempre sea necesario que nos las expliquen con calma, para saber si es lo que queremos o no:

  • Seguro a todo riesgo: Es uno de los más completos que nos cubre incluso los daños que le hayamos hecho nosotros y no otros conductores. Desde ralladuras hasta accidentes más graves.
  • Todo riesgo con franquicia: En este caso, los daños propios que acabamos de mencionar, correrán a cuenta del titular y no de parte del seguro.
  • A terceros: Es una póliza que cubre lo básico, aunque siempre podemos ampliarlo y añadir algunas otras opciones que también queremos que vayan incluidas. Como el robo, incendio así como cristales, etc. Es una de las opciones básica a la par que económicas, aunque si los ampliamos o combinamos, entonces el precio también se irá elevando.

Consejos para contratar seguro de coches

Son muchas las preguntas que nos llegamos a hacer a la hora de contratar seguro de coches. Porque necesitamos una buena cobertura y el estar también en buenas manos por lo que pueda pasar. De ahí que siempre haya que tener algunas opciones en mente para dar con lo que necesitamos.

Antes de contratar un seguro debemos de hacer una comparación. Porque son muchas las compañías que tenemos a nuestra disposición y todas ellas nos pueden ofrecer alternativas que nos lleguen a compensar. Olvídate de todas aquellas que son realmente económicas, ya que aunque sea algo atractivo a primera vista, quizás no resulte cuando tengamos problemas de verdad con el coche.

Es cierto que la gran mayoría de las compañías nos permiten hacer algún tipo de seguro o póliza en base a las necesidades. Recuerda que aquí viene lo que debemos pensar dos veces: Siempre y cuando reducimos las coberturas, pagaremos menos. Pero también es cierto que por otro lado debemos estar bien cubiertos, con todo lo necesario. De ahí que en este caso no debemos pensar tanto en el ahorro y sí en lo que cubre realmente el seguro elegido. Más que nada porque si no lo hacemos bien, podemos lamentarlo más tarde. Si tienes un seguro a todo riesgo, siempre puedes valorar la opción de la franquicia. Ya que de este modo, te puedes ahorrar algo de dinero. Recuerda que hay compañías que por ser un buen conductor, tener todos los puntos y no haber sufrido ningún accidente puede ser beneficioso para ti y tu póliza.

Asistencia en viaje

Una de las coberturas principales de nuestros seguros de coche es la asistencia en viaje. Ya que se trata de un servicio de ayuda en carretera cuando el coche, o las personas, tienen algún imprevisto. En cualquier tipo de avería o accidente entrará la asistencia en viaje. Por lo que el conductor tiene que contactar con su compañía, avisar del problema y enviará la asistencia.

Hay que destacar que cuando hablamos de asistencia en viaje, en algunas ocasiones tan solo se refiere a la ayuda a las personas y la asistencia en carretera se refiere a dicha ayuda pero a los vehículos. Aunque las aseguradoras no siempre hacen esta distinción.

  • La asistencia para el vehículo en los seguros de coche supone tanto el remolque del mismo como la reparación donde se encuentre.
  • Mientras que la asistencia para las personas se refiere al traslado de las mismas al hogar o bien, a una asistencia médica.